Ananda

 

¿A qué edad deben empezar a escribir nuestros hijos? El debate está abierto, ¿en infantil?, ¿a partir de los 6 años? o lo que está de moda ahora… ¿¿a la edad en la que empiecen en Finlandia??.

Si nos fijamos en el desarrollo motriz-sensorial de un niño típico, éste no estará totalmente capacitado para escribir hasta que obtenga dos hitos muy importantes: la dominancia lateral y una buena estabilidad escapular.

¿Qué queremos decir? Hasta que el niño no es capaz de cruzar la línea central de su cuerpo coordinadamente (patrón cruzado), no se produce la dominancia de un lado u otro del cerebro, es decir, no es diestro o zurdo, y esto, en condiciones normales se suele producir sobre los 5 o 6 años de edad.

¿Qué puede ocurrir con el niño si no tenemos presente esto? Muy sencillo, al obligar a coger un lápiz siempre de la misma manera y con la misma mano a un niño que aún no ha alcanzado este hito del desarrollo, lo que podemos ocasionar un problema de lateralidad cruzada. Lo que da pie a que algunos de nuestros niños sean diestros de mano y zurdos de pie y de ojo y, jugando con esto, imaginad cuantas combinaciones se pueden hacer. Es más, si no tenemos este patrón, podemos tener dificultades para diferenciar letras como la d y b o la p y la q.

Todos tenemos algún conocido que come con la derecha y juega al futbol con la izquierda y aunque parezca muy funcional y divertido, la realidad es que es un autentico caos de información para su cerebro, ya que esta realizando un esfuerzo extra e innecesario que dificulta el aprendizaje y hace que se deban esforzar mucho más para conseguir los mismos resultados.

Juegos y ejercicios en yoga para conseguir el patrón cruzado:

1. Juegos de carreras de gateo, correr como diferentes animales (orangutanes, leones, tigres…)

2. Ejercicios de brain gym (tocar con la mano derecha la rodilla izquierda, con la mano izquierda el talón derecho…)

3. Ejercicios de qigong:

4. La realización de asanas como Garudasana, ardha matsyendrasana…

5. Juegos de seguimiento visual o gimnasia ocular.

Bien, una vez tenemos este patrón cruzado y el niño se ha definido como diestro o como zurdo, ¡¡tachan!! Hemos de asegurarnos que además, tenemos la estructura musculo-esquelética encargada de realizar la escritura funcionando correctamente. Muchas de las dificultades de escritura que tienen los niños se deben a éste tipo de problemas. A todos nos ha pasado que tras terminar un dictado largo y difícil hemos sentido dolor en la mano y en todo el brazo, bien, pues imaginad esto en tu vida diaria, ¿cómo voy a querer ir al colegio así?

Juegos y ejercicios para recolocar la estructura y fortalecer la musculatura escapular:

1. A través los asanas de extensión conseguimos que los hombros pierdan esa tendencia que tienen los niños (quizás debido al excesivo peso de sus mochilas o quizás al peso de sus obligaciones para las que no están preparados, pero ese es otro asunto) de llevar los hombros hacia delante.

2. Los juegos de carretilla en dónde deben apoyarse sobre manos mientras sus compañeros los cogen de los pies.

3. La inmensa cantidad de asanas en dónde se hace apoyos de brazos, chaturanga dandasana, el gato, adho mukha svanasana, bakasana… Ayudarán a fortalecer toda la musculatura escapular. Además mejora la propiocepción de toda la estructura involucrada en la escritura.

En fin, como veis no hablo tanto de la edad como sí del cumplimiento de unos hitos del desarrollo, a través de mi experiencia trabajando con niños, he podido ver tanto a niños de 9 años que aún no tenían el patrón cruzado, como de 4 que sí que lo tenían. Todo lleva su tiempo y su proceso, por eso creo profundamente en la necesidad de que los niños jueguen, jueguen y sigan jugando durante sus primeros 6 años ya que todo esto llega de una manera natural. Quizás sea nuestra idea de ir adelantando pasos con la creencia errónea de que así rendirán más y serán mejores estudiantes, lo que está provocando la frustración y desidia en nuestros alumnos. Pero bueno, el momento del cambio ha llegado apoyado por los nuevos descubrimientos científicos sobre cómo aprendemos y cada vez hay más maestros, profesores y padres conscientes de todo ello para asumir este cambio.

Jose Luis Pizarro Rivas | Licenciado en CAFFD y Profesor de Yoga para Niños

2 Responses to ¿Puede el yoga ayudar a escribir a tus hijos?
  1. C

    Bravo Maestro. Fenomenal tu aportación. NO PARES !!!!!
    LOVE
    Christine

  2. s

    Sie-haben einen fantastischen Blog Dank.


[top]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

º